Las alas de las hormigas

Un mundo de robots

dron

La idea de fabricar robots capaces de desarrollar aquellos trabajos que resultan menos agradables para el ser humano, incluso peligrosos, nos acompaña desde hace aproximadamente un siglo. El mismo término robot se popularizó con el éxito de la obra RUR (Robots Universales Rossum) escrita por Karel Capek en 1920. En la traducción al inglés de dicha obra, la palabra checa robota que significa trabajos forzados, fue traducida al inglés como robot. Desde entonces el ser humano ha imaginado a los robots visitando nuevos mundos, haciéndose con el poder o simplemente ayudando en las labores caseras. Aquellos que participamos del estilo de vida occidental ya disponemos de sencillos robots en nuestros hogares que nos facilitan las tareas de cocina o de limpieza entre otras muchas labores. Incluso tu cepillo de dientes con cabezal giratorio puede considerarse un robot. El caso es que la existencia de estos pequeños robots domésticos, aunque discutible en términos de necesidad humana o degradación medioambiental, ha sido aceptada por todos, no entraña peligro alguno y ofrece muchas comodidades. También la robótica industrial ha progresado enormemente. Los robots industriales son capaces de realizar las maniobras más asombrosas, a mayor velocidad y con más precisión que el mejor cirujano y lo hacen repetidamente, todo el tiempo, sin necesidad de descanso. La capacidad de producción que ofrece un robot es inigualable. Actualmente existen fábricas totalmente robotizadas donde la actividad humana se reduce a la vigilancia, el mantenimiento y poco más. Nos guste o no, este es el modelo de industria que parece deparar el futuro, uno en que el hombre ya no será necesario. Preocupante o esperanzador, según se mire.

Nada alentador es el camino que está tomando la robótica en manos de la investigación militar, que resulta terriblemente amenazador. Y no me refiero a los espectaculares androides que desarrolla la Agencia de Proyectos de Defensa de EEUU (DARPA) que imitan el movimiento humano y animal a la perfección, me refiero a proyectos armamentísticos que harían a George Lucas reconsiderar la edición de su exitosa Guerra de las Galaxias, muchos de ellos en un estado tan avanzado que ya ha sido aprobada su utilización en conflictos bélicos. Un buen ejemplo son los drones, aviones no tripulados que ya sobrevuelan países como Yemen, Somalia, Pakistán, Libia o Afganistán observando y bombardeando a la población. Estos robots aéreos son capaces de llevar a cabo con precisión las misiones que los aviones o helicópteros tradicionales realizan sin los inconvenientes que puede acarrear el pilotaje humano. Es posible que en un futuro, quizás no tan lejano, todas o casi todas las misiones aéreas sean ejecutadas por drones. El precio de cada uno de estos artilugios es de momento muy superior al de un avión convencional así como el de su conservación y mantenimiento, lo que los hace útiles sólo para grandes potencias y prohibitivos para la mayoría de las naciones. Para que te hagas una idea el coste de un dron y su mantenimiento viene a ser unas treinta veces superior al de un caza convencional. Todos los años se anuncian recortes en los presupuestos militares de la mayoría de naciones pero la escalada tecnológica armamentística parece no resentirse por ello. La oficina de investigaciones de la Marina de los EEUU espera que sus buques armados con el cañon láser de la empresa norteamericana Boeing, conocido como HEL TD (High Energy Laser Technology Demostrator) estén listos para su despliegue el año 2014. El contraalmirante Mateo Klunder, jefe de la Oficina de Investigación Naval (ONR), afirma que las pruebas de campo de las armas láser han sido “muy exitosas” en referencia a una prueba en la que se derribaron drones con estas armas. El contratista de defensa Northrop Grumman se encarga del proyecto de esta novedosa potencia de fuego capaz de inutilizar no sólo barcos enemigos sino también drones o misiles en pleno vuelo. El mayor problema reside en cómo integrar en el barco la gran cantidad de energía que consume este ambicioso dispositivo hasta ahora asociado a la ciencia ficción. Más difícil de asimilar y mucho más peligroso es el camino que la industria militar puede estar recorriendo con los nanorobots asociados a las tecnologías NBIC o su hasta hace poco desconocido pero cada vez más aireado proyecto HAARP. Mientras la mayoría de las personas decide pacíficamente en sus  casas si continuar usando el cepillo de dientes tradicional o comprar uno giratorio, la industria militar desarrolla proyectos tecnológicos cuya existencia podría suponer la extinción total o selectiva de la vida en la tierra.

Carlos Martín “Las alas de las hormigas” – 2013

Un paseo por algunos de los ultimos avances en robótica:

– Algunas ciudades ya disponen de su sistema de vigilancia aérea basado en drones. Por ejemplo la ciudad de Tigre (Argentina).

– El mini-dron espía en el cielo, que tiene un tiempo de vuelo 20 minutos, ya se está utilizando en Afganistán.

– Los avances de la agencia DARPA en la creación de un robot humanoide son impresionantes. En el siguiente video, el Pet-Proto, un predecesor de Atlas robot de DARPA, se enfrenta a diferentes obstáculos. Para maniobrar sobre y alrededor de ellos, el robot ejerce diferentes funciones, incluyendo la toma de decisiones autónoma.

– El objetivo del programa LS3 de DARPA es demostrar que un robot puede trasladar el equipo pesado de los soldados, de forma autónoma, siguiendo a través de terreno accidentado e interpretando órdenes verbales y visuales.

– El cañón láser ya ha es una realidad y pronto se expandirá su uso en barcos y plataformas terrestres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: