Las alas de las hormigas

Acerca de los nuevos movimientos de conciencia

movconciencia

La necesidad de “conocernos a nosotros mismos” ha sido transmitida por muchos hombres sabios y por antiguas enseñanzas a lo largo del mundo durante miles de años. No obstante, la profundidad de estas enseñanzas y el esfuerzo requerido para alcanzar un estado elevado de conciencia espiritual han sido continuamente distorsionados y manipulados para ejercer el control de las masas. Debido a la crisis que atraviesan las diferentes doctrinas religiosas en el mundo, no es un accidente que en las últimas décadas haya florecido un nuevo movimiento espiritual, la religión de la aquiescencia y la pasividad, sustituyendo los “no pienses por ti mismo, piensa como decimos que dios quiere que lo hagas y serás premiado, no lo hagas y serás castigado” de las religiones convencionales por los “eres maravilloso, se positivo, vacía tu mente de pensamientos, permanece en el silencio, no actúes, sólo desea y aparecerá”, otra receta infalible para convencer a los nativos de que entreguen las llaves del reino. La religión ha sido usada para controlar a las masas durante milenios y la nueva tendencia espiritual, con sus muchas enseñanzas distorsionadas, parece estar a punto de convertirse en la nueva religión global, llevando a la gente a la complacencia y la conformidad, con una excesivamente simplificada idea de todos somos uno o todo cuanto necesitas es desear. La desinformación efectiva siempre contiene una buena cantidad de verdades para atraer a quienes las buscan, pero contiene también las mentiras suficientes para mantenerlos en los túneles de la manipulación y el control. Fe ciega, pensamiento deseoso, proyección emocional y ausencia de pensamiento crítico. Hay mucha gente que piensa que ha logrado despertar pero en realidad solo está soñando que está despierta. Lo saben y se engañan. Los nuevos gurús de la autoayuda proclaman el camino hacia la felicidad y la abundancia, ofreciendo técnicas para atraer y manifestar el éxito mientras amasan millones gracias a la desesperación de mucha gente que busca una respuesta. Estimulan el ego con sus programas condicionadores y empujan a la gente a que sigan anhelando sus deseos individuales. Es más bien una nueva forma de escape, otro programa con el que dejar de observar la realidad como realmente es. Obtendrás un claro ejemplo de lo que estoy hablando en El Secreto de Rondha Byrne, una acaramelada exposición de la llamada Ley de la Atracción, uno de los principales postulados de la corriente místico-filosófica llamada New Age según la cual uno puede atraer cuanto quiera a su vida con tan solo desearlo. Se vendieron casi dos millones de DVD y cuatro millones de libros en menos de seis meses, gracias al apoyo de la industria. Dudo que uno solo de estos lectores haya atraído el éxito a su vida y si lo ha hecho no será gracias a las directrices de la obra de Rondha Byrne. Si realmente queremos mejorar nuestras vidas debemos dejar de mirarnos el ombligo y tratar de librarnos de la manipulación a que todos estamos siendo sometidos por los poderosos. Eso no se logrará dejando de pensar o tratando de manifestar nuestros deseos egoístas, hemos de trabajar por el bien común y el objetivo debe ser la objetividad, primero en la búsqueda de la comprensión de nosotros mismos y luego, a medida que nuestros filtros y programas se van desactivando, en la comprensión del mundo. Esa es la verdadera conciencia. La mayoría de los conocidos maestros del autoconocimiento demuestran saber más de marketing y de venderse a sí mismos que de ella. El contenido de la nueva corriente espiritual podría resumirse en: Como conocer la profundidad de tu ser sin esforzarte ni llegar a amenazar el paradigma vigente. No es posible adquirir conciencia sin esfuerzo, sin enfrentarse a uno mismo, individual y colectivamente. Ese es un logro reservado para aquellos que lo buscan y lo desean, que están dispuestos a cavar hacia la superficie, de manera persistente. La necesidad de buscar la verdad y actuar en consecuencia debe nacer de uno. Si bien las soluciones ofrecidas por los nuevos movimientos de conciencia no son malas por sí mismas y alguna de sus ostras alberga una perla en su interior, con ellas nada cambiará fundamentalmente. Sus enseñanzas mueren en el terreno individual, el ego, y aunque conocerse a uno mismo es indispensable para comenzar a buscar la verdad, la conciencia individual no posee el poder creativo necesario para cambiar las cosas. Una sola gota de agua no provoca un oleaje ¿recuerdas?. Lograr un cambio a positivo en la manifestación creativa que la especie humana reproduce en el planeta requerirá que un número importante de individuos actúe en ese nuevo escenario. Deberán hacerlo como una sola conciencia colectiva, un poder creativo lo suficientemente enérgico como para llevar a cabo la transformación, primero en acciones individuales y después, al alcanzar una masa crítica, en acciones globales. Si eres escéptico respecto a la posibilidad de que algo así pueda suceder, debes saber que ya ha ocurrido anteriormente. El conocimiento de la verdad ha suplantado siempre la división por la unión, la agresión por la colaboración o el miedo por el coraje. Si hemos estado divididos, enfrentados y temerosos unos de otros, ha sido a causa de la manipulación ejercida por los poderosos, que han impedido insistentemente el desarrollo de nuestra conciencia colectiva, ocultando para sí mismos la verdad más importante de nuestra existencia: unidos en conciencia tenemos el poder de transformar nuestro mundo.

Carlos Martín (Las alas de las hormigas) – 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: