Las alas de las hormigas

La sobrepoblación no es el problema

sobrepoblacion

La población mundial actual, de aproximadamente siete mil millones de personas, cabe cómodamente, según el típico hogar estadounidense, en la superficie habitable de Argentina. El resto del mundo permanecería vacío. ¿Porqué sin embargo tenemos grabada en nuestra mente la idea de que corremos peligro de sobrepoblar el planeta en un breve período de tiempo? La respuesta es muy sencilla: hemos sido manipulados mentalmente para creerlo así. El número de seres humanos que pueda llegar a poblar la Tierra dentro de 100, 200 o 500 años no es una amenaza para la sostenibilidad de la especie o el planeta. La amenaza real es otra. Vivimos en un ambiente natural de una gran riqueza, capaz de dar cobijo y alimento a una población muy pero que muy superior a la actual, siempre que mantengamos una relación equilibrada y coherente con nuestro entorno. Cien personas con cien raciones de comida diaria no supondrán una superpoblación pero diez con solo dos raciones sí lo harán. La sobrepoblación viene determinada por el equilibrio existente entre el número de individuos a alimentar y los recursos alimentarios que le son proporcionados por el ecosistema. Se especula con que cerca de un 99,9% de todas las especies que han surgido en el planeta se han extinguido, la mayoría a causa de la actividad humana. Según la Lista Roja de Especies Amenazadas que publica la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), unas 16.900 especies están en peligro de extinción actualmente. Si alguna vez llegamos a sufrir una superpoblación no será porque hemos aumentado demasiado la población humana sino porque habremos eliminado uno a uno los abundantes recursos que nos ofrece la naturaleza. Sólo existe una amenaza real para la vida en la Tierra: la insaciable e irrespetuosa ambición de la élite que saquea y contamina la naturaleza sin respeto alguno, en su inhumana escalada tecnológica de poder.

Carlos Martín “Las alas de las hormigas” – 2013

A %d blogueros les gusta esto: